10 leyes australianas son más descabelladas que el matrimonio igualitario

Mientras la batalla por la legalidad del matrimonio igualitario se desata en Australia, te mostramos las leyes de ese país que son mucho más descabelladas que permitir que dos personas del mismo sexo se puedan casar. ¿Estás listo para reirte un rato?

  1. Orinar en público. Si un orinal no está disponible, es legal orinar en el neumático trasero izquierdo de su vehículo. De hecho hay una zona gris alrededor de esta ley, ya que los estados tienen sus propias leyes cuando se trata de orinar en público.
  2. Límite de patatas. Es ilegal tener más de 50 kg de papas en Australia Occidental.
    El poderoso productor de patatas del estado, Potato Marketing Corporation, tiene el poder de detener y registrar cualquier vehículo sospechoso de transportar más de 50 kg de patatas desde que quedó establecido en una ley de 1946.
  3. Palomas mensajeras. Es ilegal dañar específicamente a una paloma mensajera.
    Esta ley fue escrita en Australia del Sur y Victoria. Establece que nadie puede matar, herir, atrapar, atrapar o tomar una paloma mensajera. La ley se refiere específicamente a las palomas mensajeras, así que suponemos que hacerlo con cualquier otra está bien.
  4. Niños fumando. Mientras es ilegal que los menores compren cigarros, alcohol o condones, no existe ninguna ley que les prohíba usar ninguna de estas cosas. Inteligentes, ¿eh?
  5. Ladrón de gatos. Es ilegal en Australia vagar por las calles con zapatos de fieltro, ropa negra y pintura de zapatos negra. Aparentemente esto es porque eso es lo que usan los ladrones de gatos (WTF?)
  6. Mala compañía. Hasta 2005, se podía arrestar a alguien por estar cerca o dentro de una casa frecuentada por ladrones. Si bien la ley fue derogada, fue reemplazada por una legislación que define con mayor éxito lo que se entiende por confraternizar con ladrones.
  7. Caballos y bares. Los bares en Australia están obligados a tener establos para sus clientes.
    También deben por ley alimentar a los caballos acompañados por los apostadores.
  8. Sin preguntas. En Australia del Sur y Tasmania, es posible recibir una multa de $ 500 por anunciar una recompensa por la pérdida de alguna propiedad si se especifica que no se harán preguntas.
  9. Mejor callar para siempre. La Ley de Delitos Sumarios 7A establece que alguien que deliberadamente perturbe una boda o un funeral puede ser sentenciado a penas de prisión de dos años o una multa masiva de $ 10,000.
  10. Las llaves del coche. En Australia es ilegal dejar las llaves del coche pegadas cuando no estás conduciendo… como si no fuera una cuestión de sentido común.

Así que todas estas leyes ridículas son parte de la cultura australiana, pero aún se sigue debatiendo sobre el matrimonio igualitario. Ok…tiene todo el sentido amigos australianos (?)