Los Reyes de España se declaran Pro-LGBT

0

La familia real española, antaño tan simpática, lo ha pasado bastante mal en los últimos años; con los escándalos del Rey Juan Carlos y la imputación de la infanta Cristina y su marido, Iñaki Urdangarin, como para meterse en temas escabrosos o controvertidos. Una vez pasado el temporal, los Reyes Felipe VI y Doña Letizia ya se encuentran cómodos en el trono como para tocar temas que antes preferían no tocar, como es su apoyo al colectivo LGTB.

De hecho, la Reina ya mostró su apoyo en una ocasión al matrimonio homosexual durante un viaje a Chile, una declaración que generó controversia entre aquellos más conservadores que le indicaban que su papel como consorte real no era hablar sobre estos temas, sino acompañar a su marido en sus actos. Todo un ejemplo de igualdad que, por fortuna, poco a poco va pasando de moda.

Los Reyes no votan y tampoco muestran de cara a la galería su predilección por ningún candidato a la presidencia en concreto. Tampoco se pronuncian sobre cuestiones religiosas por no ofender a unos u otros, así como tampoco tratan temas más banales como a qué equipo de fútbol jalean o qué tipo de música es su favorita. Algunos de estos detalles son fácilmente interpretables con sus actos, pero nunca hasta ahora habían mostrado su apoyo tácito a un colectivo en concreto.

La renovada imagen de la monarquía pasa ahora por desearle al colectivo LGTB que sus fiestas del Orgullo Gay, que tendrán lugar el el próximo mes de junio, “sean un éxito”.

“La Casa Real se ha visto obligada a mantener un criterio muy restrictivo ante el elevado número de solicitudes que recibimos para vincular a Sus Majestades a diferentes iniciativas”, deslizaba el jefe de la Casa Real, Jaime Alfonsín, que en boca de los Reyes envía “un cordial saludo, con el deseo de que la celebración del citado evento constituya un éxito”.

Además, Alfonsín pide disculpas a aquellos colectivos que también le han pedido su apoyo público y no han podido hacerlo: “Estoy seguro de que comprenderán la dificultad de hacer una excepción que podría generar agravios comparativos con las propuestas que han sido declinadas”.

Jaime Alfonsín a mano derecha, detrás de los Reyes de España.
Jaime Alfonsín, jefe de la Casa Real, detrás del Rey Juan Carlos VI y Doña Letizia.

De hecho, sus palabras de compromiso por la igualdad y respeto a las minorías se ha producido en un contexto en el que Madrid se convierte por unos días en la capital del Orgullo Gay, que además este año coincide con el Worldpride. Las fiestas comenzarán el 23 de junio y terminarán el 2 de julio.

Esta convocatoria tiene una especial relevancia, dado que se celebra el 40 aniversario de esta marcha por los derechos de los homosexuales y transexuales en España, tras finalizar el régimen franquista, que tantas prohibiciones incluía para este sector de la sociedad, que poco a poco vive su condición sexual con más normalidad.