Diseñan hiyab arcoíris en apoyo al matrimonio igualitario

MOGA, una marca de ropa musulmana con sede en Australia presentó recientemente un nuevo diseño que busca mostrar el posicionamiento de la empresa a favor de los derechos de las personas LGBT en el país. Se trata de un hiyab con los colores del arcoíris, el cual fue lanzado en el marco de la votación popular en Australia para legislar en materia de matrimonio igualitario.

Dicha votación ha generado un arduo debate entre la población, que sacó de los lugares más ocultos a grupos homofóbicos y con pensamientos ultraconservadores y radicales. Tan sólo en los últimos meses, desde que se anunció la posible legislación en la materia, líderes religiosos han hecho apología de la violencia contra las personas LGBT para llamar a sus seguidores a oponerse al matrimonio igualitario.

Por su parte, integrantes de la clase política del país han mostrado su lado más homofobo y han apoyado las campañas conservadoras que buscan detener la posible legislación en la materia. Algunos de estos esfuerzos llegaron a la televisión pública en forma de anuncios que aseguran que el matrimonio gay se traducirá en que las escuelas obliguen a los niños a practicar el travestismo.

“Durante uno de los momentos más críticos e importantes en la historia de nuestra nación, nosotros en Moga estamos orgullosos de expresar nuestro apoyo a la igualdad matrimonial en Australia”, expresó la empresa en un comunicado. “Nuestro amor y adoración hacia la comunidad LGBTIQ es fuerte y hemos diseñado un hiyab Pride con rayas de arcoíris de edición limitada en honor a su fuerza, valentía y espíritu inclusivo”, expresaron los representantes de MOGA

Azahn Munas, fundador de la compañía de ropa, señaló que este hiyab busca demostrar que las diferencias existen en todas las culturas y las religiones, pero que eso no debe ser motivo de odio, discriminación y/o rechazo en contra de quienes son percibidos como diferentes.

Munas explicó que esa fue la razón por la que el accesorio es presentado como un hiyab, un un velo que cubre la cabeza y el de las mujeres musulmanas desde la pubertad, ya que así demuestran que las personas LGBT existen en todas las religiones, incluso en el Islam, una de las creencias religiosas con más rechazo hacia las personas LGBT.

“Al final del día todos deben sentirse orgullosos de quienes son, independientemente del color de piel, de sus creencias religiosas u orientación sexual, y todos merecen el derecho de amar y ser amados a cambio”, expresó el empresario, demostrando que todos podemos hacer algo para contribuir al apoyo de las minorías y promover la inclusión y el respeto entre todos.