Cura pide rezar para que suceda una boda real entre homosexuales

Un cura escocés invitó a rezar para que el príncipe Jorge de Inglaterra, que tiene tan solo 4 años de edad y es tercero en la línea de sucesión al trono, sea homosexual y favorezca así el matrimonio igualitario.

El sacerdote en cuestión es Kelvin Holdsworth, quien funge como rector de la catedral de Glasgow (norte) y es una figura prominente de la Iglesia Episcopal escocesa, de la comunidad anglicana.

Lee: Escuela católica cubre y remueve una estatua tras burlas en redes sociales

Para conseguir que la Iglesia acepte las bodas homosexuales, el visionario clérigo escribió en su blog:

“rezar, en la privacidad de sus corazones (o en público, si se atreven), para que el Señor bendiga al príncipe Jorge con el amor, cuando crezca, de un buen caballero joven”.

“Una boda real ayudaría a solucionar las cosas de manera remarcablemente fácil, aunque tendríamos que esperar 25 años a que eso ocurriera” expresó por la temprana edad del príncipe Jorge.

Indignación por la invitación a rezar por el matrimonio gay

Aunque la Iglesia anglicana de Inglaterra no acepta el matrimonio homosexual, su rama escocesa sí lo hace.

Como era de esperarse la propuesta fue recibida con indignación en sectores religiosos.

De hecho Gavin Ashenden, antiguo capellán de la reina Isabel II, bisabuela del príncipe, dijo al medio Christian Today sobre la invitación del cura escoces:

“Es una plegaria desagradable y desestabilizadora”, dijo Ashenden, sobre todo teniendo en cuenta que las expectativas son que Jorge reine un día y “produzca un heredero biológico con una mujer a la que ame”.

“Es el equivalente teológico de la maldición de una hada malvada en los cuentos”, añadió.

Aquí un tuit del cura Kelvin Holdsworth participando en la Marcha del Orgullo en Glasgow