Cancelan ballet en Rusia por ser “muy gay”

¡Una vez más el gobierno de Putin ataca! Ahora por la cancelación de un montaje de ballet que tenía que haberse estrenado el pasado 11 de julio, pero no pudo presentarse porque promovía “las relaciones sexuales no tradicionales” (o sea que fue considerada demasiado gay).

La obra de ballet está inspirada en la vida del famoso bailarín ruso Rudolf Nureyev, quien tuvo un romance con el bailarín danés Erik Bruhn, fue considerada por aquel gobierno como inapropiada.

Medios rusos señalan que el ministro de cultura Vladimir Medinsky, discutió con el director de la obra Kirill Serebrennikov diciéndole que su montaje violaba la ley de propaganda sobre las relaciones gays.

Recordemos que dicha ley fue aprobada en 2013, “Queda prohibido todo tipo de expresiones o contenidos que funcionen como propaganda de la homosexualidad, cuyo objetivo de esta ley es proteger a los menores de edad”.

Y aunque las declaraciones oficiales señalaron que se canceló porque aún no estaba terminada, las especulaciones sobre que la verdadera razón había sido por decisión de las autoridades rusas, no se hicieron esperar, pues como sabemos Putin ha mostrado rechazo hacia los homosexuales.

El ballet de nombre “Nureyev” cuenta la historia de amor entre el bailarín ruso y el danés, estuvieron por más de 25 años juntos.